jueves, 22 de enero de 2015

La policía de Río Negro secuestró y torturó a 24 personas por manifestarse - incluída una mujer embarazada

La policía de Río Negro secuestró y torturó a 24 personas por manifestarse
Tras detener a un grupo de 24 personas después de manifestarse contra la confirmación de la excarcelación del policía Jorge Villegas –asesino de Pablo Vera- en Fiske Menuko –Roca-, la policía las torturó brutalmente y mantiene secuestrados a catorce jóvenes. Entre las víctimas se encuentran menores de edad y una mujer embarazada de 8 meses. Los secuestros fueron ordenados por el juez Maximiliano Camarda y pretende que quienes aún están privados de su libertad permanezcan así hasta el lunes, sin siquiera haber aceptado el habeas corpus interpuesto por la abogada.
La cobardía
La justicia debía una respuesta a la familia de Pablo Vera acerca de la excarcelación del uniformado. Las y los familiares del joven asesinado de un tiro en la nuca por el policía Jorge Villegas reclamaban que espere el juicio con prisión preventiva, pero un juez –ex policía- dispuso lo contrario. En busca de nuevas instancias, acudieron a la Cámara Criminal Primera, que venía posponiendo su responsabilidad.
Sin informar a la familia, los jueces decidieron que el asesino Villegas permanezca en libertad. Esperarían hasta el lunes para comunicarlo, o tal vez hasta el mismo jueves 4, fecha en que tenían planeado originalmente hacerlo. Empero, el dato se filtró y familiares y amigos de Pablo Vera se hicieron presentes en la Ciudad Judicial de inmediato.
La bronca
Tras la llegada de las y los manifestantes al edificio donde no quisieron entregar el fallo a la familia, cortaron la avenida Roca a la altura de San Luis, prendieron fuego gomas e hicieron ruido.
Pero la sangre es incontrolable, y entre esas y esos manifestantes estaban la mamá, la ex compañera, las y los hermanos, los amigos de Pablo. Y empezaron a volar piedras apenas un instante.
Fue un momento.
Automáticamente, cuando vieron el cerco policial que acompañó todo el reclamo, desde el día del fusilamiento de Pablo, decidieron parar e irse: ahí no conseguirían nada.
El secuestro
 
Las y los jóvenes ya se estaban yendo. Habían levantado el corte y se volvían a J.J.Gómez, repletos de dolor y de impotencia.
Al doblar en la esquina, fueron atacados por los uniformados de la rionegrina con balas y gases. Se llevaron a 24. Catorce jóvenes mayores de edad, seis menores y cuatro mujeres –entre ellas una embarazada de 8 meses- fueron trasladados a la comisaría 21, donde las y los torturaron y amenazaron. La mayoría pertenecen al grupo más íntimo de la familia, a excepción de un estudiante de la Universidad del Comahue militante de la agrupación Independencia que los acompañaba.
El reclamo
Gracias al inmenso esfuerzo del grupo que viene acompañando a la familia de Pablo Vera desde el primer momento, cerca de las nueve de la noche se logró sacar a las mujeres y a los niños, quienes tienen su cuerpo como testimonio de lo que los pares del asesino del joven de 23 años les hicieron. Las y los militantes tuvieron que trasladar por sus propios medios a los heridos al hospital.
Sin embargo, catorce chicos permanecen detenidos, entre ellos familiares directos de Pablo. La mitad continúa en la 21 –donde fueron golpeados- y la otra mitad en la 3, donde cumplía funciones Villegas. En esta última, al “cuidado” de los compañeros del asesino de Pablo, están sus hermanos, quienes recibieron amenazas.
La complicidad
Los medios de comunicación corporativos se callaron. El gobierno rionegrino apretó la mano de un policía asesino y golpeó a 24 jóvenes que reclamaban justicia y apenas si estuvo en el contenido del diario más leído de la región, en cuya tapa de hoy predomina el secuestro de un empresario y ni siquiera menciona los hechos ocurridos en Fiske Menuko.
Lo que cuentan
Por la noche, la Comisión por Pablo Vera emitió un comunicado con la información que pudieron recopilar de las personas que fueron liberadas y de los jóvenes que la abogada Victoria Naffa logró ver en el interior de la Comisaría 21. “No sólo lxs golpearon al momento de la detención, sino también al llegar a la Comisaría 21ª y, una vez adentro, lxs hicieron desfilar unx por unx para seguirles pegando”, explican.
“Inmediatamente conocida la detención, lxs abogadxs que intervienen en la causa, interpusieron un habeas corpus, para proteger la integridad física de todxs lxs detenidxs. Por su parte, se denunció frente a la Fiscalía de turno los hechos acontecidos en la Comisaria. Tanto el fiscal y el juez, que apuraron la investigación por daños ocurridos en la sede judicial, fueron los que se negaron a intervenir en la causa por las torturas ocurridas en la Comisaria”, remarcan.
“Siete de los detenidos, entre los que se encuentran dos hermanos de Pablo, fueron trasladados a la Comisaría Tercera, en al cual prestaba servicios el asesino de Pablo, lo cual constituye un acto de provocación hacia quienes nos manifestamos exigiendo justicia”, relatan: “los otros siete detenidos permanecen en la comisaria 21, el mismo lugar donde fueron golpeados y torturados por la Policía”, a lo que agregan que “el juez que intervine en la causa, Maximiliano Camarda, manifestó la voluntad de liberar a los detenidos recién el día lunes, es decir, tres días después de su detención”.
Debido a las torturas a las que fueron sometidos los detenidos, se presentó un habeas corpus en busca de proteger la vida de los jóvenes que permanecen detenidos, pero el mismo juez Camarda lo rechazó.
La indiferencia
El silencio del pueblo es complicidad, el mejor garante de que el poder actúe como se le da la gana. En Fiske Menuko, como en casi todas las localidades del país, el estéreo de un auto vale más que la vida humana y que la dignidad.
 
Si bien hoy se encuentran liberados los compañeros la policía sigue amedrentando a los familiares (balearon la casa de una compañera, rompieron vehículos de familiares, etc), los liberados tuvieron que volver al hospital por las secuelas de los golpes, el poder judicial persigue a un trabajador de la justicia que acompaño la lucha impidiéndole por varios días ingresar a su puesto de trabajo y se está criminalizando a las organizaciones que acompañan la lucha (Conrado Gigena uno de los detenidos no participo de la movilización a tribunales pero al encontrarse con la brutal detención de los compañeros por parte de la policía se pusó a sacar fotos y cuando lo quieren detener manifiesta que no estaba en la movilización pero la policía le responde “a vos te tenemos fichado”) y se busca procesar a compañeros por “instigadores”.
 
Para mas información   familiaresyamigospablovera@gmail.com

Clara Anahí MARIANI, nacida el 12 de agosto de 1976, desaparecida el 24 de noviembre de 1976.

Clara Anahí MARIANI


Nacida el 12 de agosto de 1976
Desaparecida el 24 de noviembre de 1976

Madre: Diana TERUGGI
Padre: Daniel MARIANI

El 24 de noviembre de 1976, fuerzas policiales y del Ejército atacaron la casa de sus padres en la ciudad de La Plata. Allí fue asesinada Diana y secuestrada Clara Anahí, quien continúa desaparecida. El padre de la niña fue asesinado en La Plata, el 1º de agosto de 1977.


http://conadi.jus.gov.ar/gsdl/cgi-bin/library?e=d-000-00---0fotos--00-0-0-0prompt-10---4------0-1l--1-es-50---20-about---00001-001-1-0utfZz-8-0&a=d&c=fotos&cl=CL1.13&d=HASH01e464eeb883b24237a9cf8a

Financiamiento

Esta página y todo el trabajo que aquí (y en todo el conjunto de páginas que administro en nombre de la Fundación Saladino), se realiza se financia por completo con el dinero recibido de parte del Estado Nacional Argentino a fines del año 2011 en concepto de reparación monetaria por el secuestro, desaparición, tortura y asesinato de mi padre, Domingo Fortunato Saladino por parte del Terrorismo de Estado en 1978.

¡¡¡NECESITAMOS DONACIONES URGENTE!!! ¡¡¡AUNQUE SEAN DEPÓSITOS DE A DOS PESOS!!! ¡¡¡YA ESTAMOS TRABAJANDO EN TODO EL MUNDO Y NUESTRA PRESENCIA EN LA RED CONTRIBUYE A QUE INTERNET SEA JUSTA, IGUALITARIA Y QUE RESPONDA A LOS PROPÓSITOS PARA LOS QUE FUE CREADA!!!

Si querés colaborar con la Fundación Domingo Saladino para los Derechos Humanos podés hacerlo a través de la siguiente Caja de Ahorro del Banco Provincia de Buenos Aires: sucursal 4009 Nº de cuenta 502364/5, CBU bloque 1: 0140009-0, CBU bloque 2: 0340095023645-5.

Lacarra 132 bis, Capital Federal - CP 1407, Argentina, teléfonos: 0054 - 11 - 4672 - 51320054 - 11 - 2055 - 4552 (en reparación) / celular (y "What'sApp"): 0054 - 11 - 5957 - 39150054 - 11 - 3426 - 4371.
Correos electrónicos: info@fundacionsaladino.com.ar / tabomia@gmail.com / gustavosaladino@outlook.es / tabomia4@gmail.com / tabomia@yahoo.com.ar



Gustavo Saladino

D.N.I.16.453.320

Hijo de desaparecido y asesinado.
Héroe de la Resistencia Antifascista contra el genocidio cultural del menemismo.
Objetor de conciencia al Servicio Militar Obligatorio hasta su desaparición definitiva lo que me valió verme impedido de ejercer mi derecho cívico al voto entre 1983 y 1995.
Despedido del Estado en 1989 por ser hijo de desaparecido.
Denunciante contra los genocidas ante la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) en 1984.
Co-Denunciante y querellante contra los genocidas de la Fuerza Aérea Argentina y de otras fuerzas de seguridad en la Causa Penal por delitos de lesa humanidad y genocidio Nº 7.273/06 en el área de la Subzona 16, entre muchas otras Causas.
Denunciante en 2011 ante la Justicia Federal argentina del gobierno norteamericano cómplice de los genocidas civiles y militares que desaparecieron y asesinaron a mi padre en 1978.
El primero en el mundo entero, como activista de derechos humanos, en accionar penalmente contra el oligopolio estadounidense destructor de memoria argentina "Google, Inc.", entre otros hechos, por perseguir y espiar ilegalmente ciudadanos dentro de su plataforma "You Tube".
Denunciante de hechos de corrupción de la era "kirchnerista".

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).
Yo no fui (y ellas tampoco vinieron nunca. Ja, ja, ja).

Álgebra simbólica

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/25/Oudjat.svg/220px-Oudjat.svg.png

¿Mentir actuando, nene?
¿Tan sofisticaaado?

No se nada de matemáticas, bah.

Carta de amor

"Me muero de frío, estamos enterrados en el barro, no hay comida ni abrigo, el lugar es un desierto porque estoy sin vos". De una carta de un soldado argentino muerto en la Guerra de Malvinas a su novia en Chaco.

Entradas populares

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches
ACÁ ESTAS COSAS NO PASAN