martes, 11 de septiembre de 2012

LEDESMA AHORA DICE QUE NO PUSO CAMIONES - Evalúan pruebas


LEDESMA AHORA DICE QUE NO PUSO CAMIONES

Evalúan pruebas


 Por Alejandra Dandan
La causa sobre la responsabilidad de los directivos del Ingenio Ledesma en los delitos de lesa humanidad avanza con la recolección de pruebas testimoniales y de documentos. El viernes pasado, el juez Fernando Poviña le tomó ampliación de la indagatoria al ex gerente administrativo de Ledesma Alberto Lemos, que hasta ahora había declarado sólo por una parte de los delitos imputados: privación ilegal de la libertad. Como la imputación se amplió por los posibles homicidios de cinco detenidos desaparecidos secuestrados durante las noches de apagones, el juzgado lo indagó por este tramo. Ahora que tanto él como Pedro Blaquier (foto) ya fueron indagados por todos los cargos, el juzgado continúa avanzando con pruebas testimoniales y documentales pedidas por todas las partes. Luego deberá tomar una decisión sobre posibles procesamientos y detenciones.
Una de las medidas de prueba en análisis son las copias de los libros de guardia del Escuadrón de Gendarmería 20 de Orán, que funcionó como centro clandestino y en los que consta que el día del golpe de Estado de marzo de 1976 dos camiones de Ledesma salieron de ahí rumbo a Aguas Blancas y a Urundel. Sobre esa prueba que está en análisis del juzgado, la compañía dice haber presentado datos que indican que los camiones que figuran en los libros como “del Ingenio Ledesma” no eran suyos sino que habían sido donados al hospital público Oscar Orian, construido por Ledesma, pero cedido íntegramente al Estado nacional por un decreto de 1975. Los datos que el ingenio azucarero salió a difundir el fin de semana a través de un comunicado aún no fueron evaluados en la causa. La empresa dice además que por otro decreto de 1966 quedó obligada a proveer combustible y vehículos a la subdelegación de Gendarmería que se creó en el lugar.
Con esa afirmación, la compañía muestra un cambio de estrategia. Hasta el momento decía que nunca prestó vehículos a las fuerzas de seguridad; ahora dice que los vehículos que eventualmente se usaron no eran propios, sino que habían sido cedidos. Más allá de la importancia que esta prueba tenga o no para la causa, las afirmaciones parecen quedar en entredicho cuando se las compara con las declaraciones que hizo uno de los testigos convocados en Salta a comienzos de agosto, en el marco de la megacausa que se desarrolla en ese lugar. El testigo es el suboficial retirado Horacio Santander, que aparece en los libros del Escuadrón como la persona que transportó combustible en abril de 1976 de Ledesma a Orán. En su declaración le atribuye la propiedad de los camiones a la empresa: “La empresa facilitaba vehículos”, dijo. Y dijo que era el ingenio el que se encargaba del mantenimiento de la camioneta de la sección Ledesma.
Los archivos de los libros de Orán están bajo custodia del Tribunal Oral de Salta, a cargo del juicio que se hace ahí. Los datos aparecieron en medio de una revisión paralela por esa causa que estaba haciendo el abogado querellante David Leiva. Según lo publicado en agosto por quienes cubrieron el juicio, Santander era mecánico del Escuadrón de Orán y en ocasiones cumplía funciones de chofer.
“El Ingenio Ledesma facilitaba vehículos para la sección, porque la Sección Ledesma no tenía vehículos en esa época”, dijo en el juicio. “No sé si esos vehículos se usaron para trasladar detenidos”, agregó. Cuando Leiva le preguntó por los registros de los camiones del 24 de marzo, el hombre dijo que la empresa prestaba vehículos a cada sección. Indicó que se trataba de una camioneta Ford para la Sección Ledesma. Y “recordó que el mantenimiento de ese vehículo estaba a cargo del propio ingenio”.
En cuanto a la pregunta por la provisión de combustible, no pareció sorprenderse. “Sí, era habitual (que Ledesma diera combustible a Gendarmería)”, dijo. Y supuso que era una retribución “por los servicios de seguridad”. Ese combustible se entregaba “mensualmente”: “Supongo yo que era por la sección, por el servicio que prestaba en Ledesma”, añadió.
En la lógica de la empresa, el ingenio estaba obligado por un decreto a entregar camiones y combustible. Una pregunta: ¿la obligación en todo caso regía aun cuando lo que esas camionetas estaban haciendo eran crímenes de lesa humanidad? Quienes investigan la causa se preguntan incluso por qué a diez años de la primera transferencia, y a uno de la segunda, los camiones siguieron teniendo el logo de la compañía. Por qué la Gendarmería o las fuerzas de seguridad o incluso el hospital no los identificó como parte de sus vehículos. O, por responsabilidad jurídica, ¿por qué la empresa no pidió que se les quite la identificación?

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-203109-2012-09-11.html

Clara Anahí MARIANI, nacida el 12 de agosto de 1976, desaparecida el 24 de noviembre de 1976.

Clara Anahí MARIANI


Nacida el 12 de agosto de 1976
Desaparecida el 24 de noviembre de 1976

Madre: Diana TERUGGI
Padre: Daniel MARIANI

El 24 de noviembre de 1976, fuerzas policiales y del Ejército atacaron la casa de sus padres en la ciudad de La Plata. Allí fue asesinada Diana y secuestrada Clara Anahí, quien continúa desaparecida. El padre de la niña fue asesinado en La Plata, el 1º de agosto de 1977.


http://conadi.jus.gov.ar/gsdl/cgi-bin/library?e=d-000-00---0fotos--00-0-0-0prompt-10---4------0-1l--1-es-50---20-about---00001-001-1-0utfZz-8-0&a=d&c=fotos&cl=CL1.13&d=HASH01e464eeb883b24237a9cf8a

Financiamiento

Esta página y todo el trabajo que aquí (y en todo el conjunto de páginas que administro en nombre de la Fundación Saladino), se realiza se financia por completo con el dinero recibido de parte del Estado Nacional Argentino a fines del año 2011 en concepto de reparación monetaria por el secuestro, desaparición, tortura y asesinato de mi padre, Domingo Fortunato Saladino por parte del Terrorismo de Estado en 1978.

¡¡¡NECESITAMOS DONACIONES URGENTE!!! ¡¡¡AUNQUE SEAN DEPÓSITOS DE A DOS PESOS!!! ¡¡¡YA ESTAMOS TRABAJANDO EN TODO EL MUNDO Y NUESTRA PRESENCIA EN LA RED CONTRIBUYE A QUE INTERNET SEA JUSTA, IGUALITARIA Y QUE RESPONDA A LOS PROPÓSITOS PARA LOS QUE FUE CREADA!!!

Si querés colaborar con la Fundación Domingo Saladino para los Derechos Humanos podés hacerlo a través de la siguiente Caja de Ahorro del Banco Provincia de Buenos Aires: sucursal 4009 Nº de cuenta 502364/5, CBU bloque 1: 0140009-0, CBU bloque 2: 0340095023645-5.

Lacarra 132 bis, Capital Federal - CP 1407, Argentina, teléfonos: 0054 - 11 - 4672 - 51320054 - 11 - 2055 - 4552 (en reparación) / celular (y "What'sApp"): 0054 - 11 - 5957 - 39150054 - 11 - 3426 - 4371.
Correos electrónicos: info@fundacionsaladino.com.ar / tabomia@gmail.com / gustavosaladino@outlook.es / tabomia4@gmail.com / tabomia@yahoo.com.ar



Gustavo Saladino

D.N.I.16.453.320

Hijo de desaparecido y asesinado.
Héroe de la Resistencia Antifascista contra el genocidio cultural del menemismo.
Objetor de conciencia al Servicio Militar Obligatorio hasta su desaparición definitiva lo que me valió verme impedido de ejercer mi derecho cívico al voto entre 1983 y 1995.
Despedido del Estado en 1989 por ser hijo de desaparecido.
Denunciante contra los genocidas ante la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) en 1984.
Co-Denunciante y querellante contra los genocidas de la Fuerza Aérea Argentina y de otras fuerzas de seguridad en la Causa Penal por delitos de lesa humanidad y genocidio Nº 7.273/06 en el área de la Subzona 16, entre muchas otras Causas.
Denunciante en 2011 ante la Justicia Federal argentina del gobierno norteamericano cómplice de los genocidas civiles y militares que desaparecieron y asesinaron a mi padre en 1978.
El primero en el mundo entero, como activista de derechos humanos, en accionar penalmente contra el oligopolio estadounidense destructor de memoria argentina "Google, Inc.", entre otros hechos, por perseguir y espiar ilegalmente ciudadanos dentro de su plataforma "You Tube".
Denunciante de hechos de corrupción de la era "kirchnerista".

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).
Yo no fui (y ellas tampoco vinieron nunca. Ja, ja, ja).

Álgebra simbólica

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/25/Oudjat.svg/220px-Oudjat.svg.png

¿Mentir actuando, nene?
¿Tan sofisticaaado?

No se nada de matemáticas, bah.

Carta de amor

"Me muero de frío, estamos enterrados en el barro, no hay comida ni abrigo, el lugar es un desierto porque estoy sin vos". De una carta de un soldado argentino muerto en la Guerra de Malvinas a su novia en Chaco.

Entradas populares

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches
ACÁ ESTAS COSAS NO PASAN