martes, 31 de enero de 2012

De cobardes, clandestinos y voceros fascistas

Espacio Abierto
Edición digital
Editorial

De cobardes, clandestinos
y voceros fascistas
Una ola de violencia sacude al país, afirman los medios sensacionalistas que identifican a la Argentina con los grandes centros urbanos y trabajan para la construcción de una demanda social que ponga al gobierno (a éste o a cualquiera, aunque debe reconocérsele a éste una notable vocación) entre la espada del desborde y la pared de la represión.

Por supuesto que la culpa no es sólo del chancho y que el problema reconoce orígenes mucho más complejos. No es en absoluto ajena a esta cuestión la circunstancia de que los responsables de la desaparición de 30.000 de nuestros mejores compañeros están libres y construyen esta sociedad junto a nosotros. Caminan a nuestro lado.
Son nuestros vecinos, profesores de nuestros hijos, comisarios de las seccionales a cargo de nuestra seguridad, dueños de las agencias privadas que custodian los edificios en que trabajamos o a los que concurrimos, párrocos en la iglesia de nuestro barrio, funcionarios de nuestros gobernantes, punteros de los políticos de turno, intendentes, periodistas, custodios, servicios, ministros, empresarios.

Por otra parte, la caída libre del nivel de vida ha empeorado hasta límites intolerables la situación de los más pobres y arrojado a la indigencia a millones de compatriotas. Más de la mitad de la población del país es pobre. Muchos de ellos no tienen para comer, ni para resolver los problemas más elementales de sus hijos.

Estos sectores son acosados por la cotidiana demostración del poder omnímodo de la policía, que tiene la libertad de perseguir, detener, torturar y hasta asesinar a los jóvenes de los barrios más humildes e indefensos, respaldados por la inconstitucional facultad de detención en averiguación de antecedentes. Control social, le dicen.

Ni las víctimas de ayer ni las de hoy confían en la capacidad de los gobernantes de turno para resolver estos problemas, ni en ninguna de las estructuras del Estado que se han ganado un bien merecido desprestigio. El reclamo popular «que se vayan todos» nos lo muestra a las claras.

La tremenda violencia de este incendio, que se intenta apagar con un gotero provisto de misérrimos planes de empleo, es capaz de estallar en las manos de cualquier gobernante. El 26 de junio fue un punto de inflexión donde se pusieron a prueba todas las buenas intenciones y se desnudaron todas las oscuras maquinaciones del autoritarismo.

Si se concibe a la represión como único posible modo de respuesta, ganan terreno los Mijín y los Fanchiotti. Y si lo hacen es porque se los conserva dentro de las filas policiales, como a tantos otros acólitos de Ramón Camps. Hoy Fanchiotti no está, pero sí muchos otros. Y los autoritarios vestidos de azul (igual que los de saco y corbata) motorizan el reclamo de más y más facultades para la policía, más represión, más mano dura, más cárcel. No juega un rol menor en esta estrategia la seguidilla de amenazas y atentados a referentes de los derechos humanos y a militantes populares, que buscan reforzar la sensación de caos y desmovilizar a quienes enfrentamos al autoritarismo.

A los cobardes y clandestinos, como a sus voceros en los medios fascistas le contestamos: más Verdad y más Justicia
Mesa Directiva

 http://apdhlaplata.org.ar/espacio/n24/esp3.htm

Clara Anahí MARIANI, nacida el 12 de agosto de 1976, desaparecida el 24 de noviembre de 1976.

Clara Anahí MARIANI


Nacida el 12 de agosto de 1976
Desaparecida el 24 de noviembre de 1976

Madre: Diana TERUGGI
Padre: Daniel MARIANI

El 24 de noviembre de 1976, fuerzas policiales y del Ejército atacaron la casa de sus padres en la ciudad de La Plata. Allí fue asesinada Diana y secuestrada Clara Anahí, quien continúa desaparecida. El padre de la niña fue asesinado en La Plata, el 1º de agosto de 1977.


http://conadi.jus.gov.ar/gsdl/cgi-bin/library?e=d-000-00---0fotos--00-0-0-0prompt-10---4------0-1l--1-es-50---20-about---00001-001-1-0utfZz-8-0&a=d&c=fotos&cl=CL1.13&d=HASH01e464eeb883b24237a9cf8a

Financiamiento

Esta página y todo el trabajo que aquí (y en todo el conjunto de páginas que administro en nombre de la Fundación Saladino), se realiza se financia por completo con el dinero recibido de parte del Estado Nacional Argentino a fines del año 2011 en concepto de reparación monetaria por el secuestro, desaparición, tortura y asesinato de mi padre, Domingo Fortunato Saladino por parte del Terrorismo de Estado en 1978.

¡¡¡NECESITAMOS DONACIONES URGENTE!!! ¡¡¡AUNQUE SEAN DEPÓSITOS DE A DOS PESOS!!! ¡¡¡YA ESTAMOS TRABAJANDO EN TODO EL MUNDO Y NUESTRA PRESENCIA EN LA RED CONTRIBUYE A QUE INTERNET SEA JUSTA, IGUALITARIA Y QUE RESPONDA A LOS PROPÓSITOS PARA LOS QUE FUE CREADA!!!

Si querés colaborar con la Fundación Domingo Saladino para los Derechos Humanos podés hacerlo a través de la siguiente Caja de Ahorro del Banco Provincia de Buenos Aires: sucursal 4009 Nº de cuenta 502364/5, CBU bloque 1: 0140009-0, CBU bloque 2: 0340095023645-5.

Lacarra 132 bis, Capital Federal - CP 1407, Argentina, teléfonos: 0054 - 11 - 4672 - 51320054 - 11 - 2055 - 4552 (en reparación) / celular (y "What'sApp"): 0054 - 11 - 5957 - 39150054 - 11 - 3426 - 4371.
Correos electrónicos: info@fundacionsaladino.com.ar / tabomia@gmail.com / gustavosaladino@outlook.es / tabomia4@gmail.com / tabomia@yahoo.com.ar



Gustavo Saladino

D.N.I.16.453.320

Hijo de desaparecido y asesinado.
Héroe de la Resistencia Antifascista contra el genocidio cultural del menemismo.
Objetor de conciencia al Servicio Militar Obligatorio hasta su desaparición definitiva lo que me valió verme impedido de ejercer mi derecho cívico al voto entre 1983 y 1995.
Despedido del Estado en 1989 por ser hijo de desaparecido.
Denunciante contra los genocidas ante la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) en 1984.
Co-Denunciante y querellante contra los genocidas de la Fuerza Aérea Argentina y de otras fuerzas de seguridad en la Causa Penal por delitos de lesa humanidad y genocidio Nº 7.273/06 en el área de la Subzona 16, entre muchas otras Causas.
Denunciante en 2011 ante la Justicia Federal argentina del gobierno norteamericano cómplice de los genocidas civiles y militares que desaparecieron y asesinaron a mi padre en 1978.
El primero en el mundo entero, como activista de derechos humanos, en accionar penalmente contra el oligopolio estadounidense destructor de memoria argentina "Google, Inc.", entre otros hechos, por perseguir y espiar ilegalmente ciudadanos dentro de su plataforma "You Tube".
Denunciante de hechos de corrupción de la era "kirchnerista".

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).
Yo no fui (y ellas tampoco vinieron nunca. Ja, ja, ja).

Álgebra simbólica

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/25/Oudjat.svg/220px-Oudjat.svg.png

¿Mentir actuando, nene?
¿Tan sofisticaaado?

No se nada de matemáticas, bah.

Carta de amor

"Me muero de frío, estamos enterrados en el barro, no hay comida ni abrigo, el lugar es un desierto porque estoy sin vos". De una carta de un soldado argentino muerto en la Guerra de Malvinas a su novia en Chaco.

Entradas populares

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches
ACÁ ESTAS COSAS NO PASAN