lunes, 11 de junio de 2012

Cuestión de Piel

Cuestión de Piel




Era empecinado Romulito, desobediente y tozudo. Así lo recuerdo especialmente. Recuerdo su sonrisa sarcástica hacia la ‘rancia y alta' sociedad correntina, la de los dueños de las tierras y de otras fuentes de poder. Evocaba hoy el trazo de esa sonrisa bailoteando en la sala de audiencias; también por encima del rompecabezas de sus huesos que con tanta profesionalidad armara el Equipo de Antropología Forense. No importa que no se hubiera encontrado el cráneo, igual estaba la sonrisa.

También estaba la sonrisa de Juan Carlos De Marchi y la de Horacio Losito, que quería ser sarcástica, sobradora, ¿qué quería disimular la tensión? Pero aparecía sólo de tanto en tanto. La de Romulito en cambio, era permanente. Porque algunos de esos dueños de la tierra y de sus históricos aliados, miembros del "partido militar", estaban sentados en el banquillo de los acusados de su tortura y asesinato. Sentados y públicamente expuestos en una de las históricas cunas de esa alianza, la provincia de Corrientes, gracias a la desobediencia de su cuerpo. Porque a pesar de todo lo que le hicieron para que se hundiera en el río Paraná y no molestara más, se empecinó en aparecer en la costa de Empedrado. Y gracias a su madre, de la que habrá sacado ese carácter, de su hermano, su hermana, sobrinos, familiares; de las organizaciones de derechos humanos… y de tanta trama solidaria y militante. Y pensaba, mientras le hacía un guiño a su sonrisa, que en esa sala se respiraba una cuestión de piel. De un lado, la ropa atildada y de marca de los otros, el glamour de las mujeres rubias y finas. El desprecio que emanaba de las preguntas acosadoras, de las sonrisas, de la actitud corporal, cuando los que declaraban eran el obrero y el hijo del carnicero. Claro, gente con sólo la primaria completa, sin remera de cardon ni blazer azul.
Del otro lado de la sala, la ropa de los nuestros, la apariencia de los nuestros. El tema aquí no es la imagen, la vestimenta, el toque de distinción. El tema es la lucha, la tenacidad, la convicción, la serenidad, el dolor. La fidelidad a los queridos muertos, a sus ideales y sus sonrisas. Ese es nuestro toque de distinción. Esa es nuestra piel. Qué alivio reconocerse en ella, qué orgullo llevarla puesta.
Gracias querido Romulito, por tu desobediencia y tu tozudez.
Teresa Laura Artieda
Crónica de un día de audiencias en el juicio oral que se sigue por la desaparición de Rómulo Artieda, Causa RI9, en los Tribunales de la ciudad de Corrientes. 27 de marzo 2008.

 http://www.desaparecidos.org/arg/testimonios/

Clara Anahí MARIANI, nacida el 12 de agosto de 1976, desaparecida el 24 de noviembre de 1976.

Clara Anahí MARIANI


Nacida el 12 de agosto de 1976
Desaparecida el 24 de noviembre de 1976

Madre: Diana TERUGGI
Padre: Daniel MARIANI

El 24 de noviembre de 1976, fuerzas policiales y del Ejército atacaron la casa de sus padres en la ciudad de La Plata. Allí fue asesinada Diana y secuestrada Clara Anahí, quien continúa desaparecida. El padre de la niña fue asesinado en La Plata, el 1º de agosto de 1977.


http://conadi.jus.gov.ar/gsdl/cgi-bin/library?e=d-000-00---0fotos--00-0-0-0prompt-10---4------0-1l--1-es-50---20-about---00001-001-1-0utfZz-8-0&a=d&c=fotos&cl=CL1.13&d=HASH01e464eeb883b24237a9cf8a

Financiamiento

Esta página y todo el trabajo que aquí (y en todo el conjunto de páginas que administro en nombre de la Fundación Saladino), se realiza se financia por completo con el dinero recibido de parte del Estado Nacional Argentino a fines del año 2011 en concepto de reparación monetaria por el secuestro, desaparición, tortura y asesinato de mi padre, Domingo Fortunato Saladino por parte del Terrorismo de Estado en 1978.

¡¡¡NECESITAMOS DONACIONES URGENTE!!! ¡¡¡AUNQUE SEAN DEPÓSITOS DE A DOS PESOS!!! ¡¡¡YA ESTAMOS TRABAJANDO EN TODO EL MUNDO Y NUESTRA PRESENCIA EN LA RED CONTRIBUYE A QUE INTERNET SEA JUSTA, IGUALITARIA Y QUE RESPONDA A LOS PROPÓSITOS PARA LOS QUE FUE CREADA!!!

Si querés colaborar con la Fundación Domingo Saladino para los Derechos Humanos podés hacerlo a través de la siguiente Caja de Ahorro del Banco Provincia de Buenos Aires: sucursal 4009 Nº de cuenta 502364/5, CBU bloque 1: 0140009-0, CBU bloque 2: 0340095023645-5.

Lacarra 132 bis, Capital Federal - CP 1407, Argentina, teléfonos: 0054 - 11 - 4672 - 51320054 - 11 - 2055 - 4552 (en reparación) / celular (y "What'sApp"): 0054 - 11 - 5957 - 39150054 - 11 - 3426 - 4371.
Correos electrónicos: info@fundacionsaladino.com.ar / tabomia@gmail.com / gustavosaladino@outlook.es / tabomia4@gmail.com / tabomia@yahoo.com.ar



Gustavo Saladino

D.N.I.16.453.320

Hijo de desaparecido y asesinado.
Héroe de la Resistencia Antifascista contra el genocidio cultural del menemismo.
Objetor de conciencia al Servicio Militar Obligatorio hasta su desaparición definitiva lo que me valió verme impedido de ejercer mi derecho cívico al voto entre 1983 y 1995.
Despedido del Estado en 1989 por ser hijo de desaparecido.
Denunciante contra los genocidas ante la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) en 1984.
Co-Denunciante y querellante contra los genocidas de la Fuerza Aérea Argentina y de otras fuerzas de seguridad en la Causa Penal por delitos de lesa humanidad y genocidio Nº 7.273/06 en el área de la Subzona 16, entre muchas otras Causas.
Denunciante en 2011 ante la Justicia Federal argentina del gobierno norteamericano cómplice de los genocidas civiles y militares que desaparecieron y asesinaron a mi padre en 1978.
El primero en el mundo entero, como activista de derechos humanos, en accionar penalmente contra el oligopolio estadounidense destructor de memoria argentina "Google, Inc.", entre otros hechos, por perseguir y espiar ilegalmente ciudadanos dentro de su plataforma "You Tube".
Denunciante de hechos de corrupción de la era "kirchnerista".

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).
Yo no fui (y ellas tampoco vinieron nunca. Ja, ja, ja).

Álgebra simbólica

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/25/Oudjat.svg/220px-Oudjat.svg.png

¿Mentir actuando, nene?
¿Tan sofisticaaado?

No se nada de matemáticas, bah.

Carta de amor

"Me muero de frío, estamos enterrados en el barro, no hay comida ni abrigo, el lugar es un desierto porque estoy sin vos". De una carta de un soldado argentino muerto en la Guerra de Malvinas a su novia en Chaco.

Entradas populares

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches
ACÁ ESTAS COSAS NO PASAN