sábado, 31 de diciembre de 2011

LA CAMARA DE CASACION BONAERENSE FAVORECIO A TRES POLICIAS CONDENADOS POR LA MASACRE DE AVELLANEDA - Tres acusados que se beneficiaron

El ex cabo Alejandro Acosta, quien recibió prisión perpetua junto con Alfredo Fanchiotti.
Imagen: Rafael Yohai

LA CAMARA DE CASACION BONAERENSE FAVORECIO A TRES POLICIAS CONDENADOS POR LA MASACRE DE AVELLANEDA

Tres acusados que se beneficiaron

Uno de los involucrados en los asesinatos fue absuelto, otro sobreseído por prescripción y a otro le redujeron la pena.

 Por Adriana Meyer
En el mismo fallo en el que confirmó las condenas a prisión perpetua de los ex policías Alfredo Fanchiotti y Alejandro Acosta por el asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, la Cámara de Casación bonaerense benefició a otros involucrados en el caso. Ninguno de los otros cinco policías que recibieron diversas condenas en aquel juicio de 2006 irá preso. Más aún, los jueces de la sala I del tribunal absolvieron al que fue jefe de Fanchiotti, el ex titular de la departamental de Lomas de Zamora Félix Osvaldo Vega, que había sido condenado a 4 años de prisión por encubrimiento. A pesar de que Casación rechazó la mayoría de los recursos presentados por las defensas de los policías, las apelaciones que harán ante la Corte Suprema evitan que las iniciales condenas se hagan efectivas. Los querellantes también apelarán al Máximo Tribunal, pero para intentar revertir la absolución de Vega, tal como adelantó a Página/12 Sofía Caravelos. El absuelto Vega es quien le dijo al ex diputado Luis Zamora a pocas horas de la masacre: “Tenemos experiencia, usted sabe perfectamente que se mataron entre ellos”.
Fanchiotti declaró en 2009 que Vega sabía del operativo represivo que estaba en marcha, que costó la vida de los dos militantes piqueteros, las heridas de centenares de manifestantes y precipitó el final del gobierno de Eduardo Duhalde. Sus palabras, pronunciadas en la causa que investigaba las responsabilidades políticas de la masacre de Puente Pueyrredón, fueron premonitorias. “Salvaron a Vega, que me usó y me abandonó; entregaron mi cabeza para tranquilizar todo”, se lamentó el ex comisario.
Los jueces Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués hicieron lugar a los argumentos de la defensa de Vega sobre la “incorrecta formulación de la materialidad ilícita” y un “erróneo juicio acerca de su autoría”. Piombo dijo que Vega “sólo tuvo conocimiento de los lineamientos generales de un acontecer que ya estaba en todos los medios informativos”. En el mismo sentido, Sal Llargués opinó que “no puede razonablemente fundarse la lógica y sincera convicción de que el imputado Vega haya tenido conocimiento cierto y oportuno de la perpetración de los hechos que se le endilgan como que hubiera encubierto”.
Los camaristas sobreseyeron por prescripción a Celestino Robledo, que había sido condenado por usurpación de títulos y honores. Es un policía dado de baja que apareció aquel 26 de junio persiguiendo gente palo en mano. Otro beneficiado fue el oficial Mario de la Fuente, ex jefe de calle de la Comisaría 1ª de Avellaneda, a quien le redujeron la pena de 4 a 3 años de cumplimiento condicional. De la Fuente, que llegó a estar prófugo durante la investigación, estuvo acusado de encubrimiento agravado porque la noche del 26 de junio de 2002, cuando los fiscales departamentales le preguntaron qué estaba haciendo mientras miraba un video en la Comisaría 1ª, les respondió que no sabía nada. Las fotos pusieron en evidencia que estuvo entre los piqueteros y manipuló los cuerpos de Kosteki y de Santillán. Los camaristas hicieron lugar en forma parcial al recurso presentado por su abogado, y eliminaron el “agravante por peligrosidad”.
En tanto el ex cabo Lorenzo Colman y el ex subcomisario Gastón Sierra mantuvieron sus condenas a tres años y diez meses de prisión en suspenso, por encubrimiento, Sierra fue el autor de “un acta trucha que dio inicio al expediente y que contiene el cuentito de hadas en el que los policías fueron atacados por un grupo de manifestantes”, como explicó durante el juicio el abogado Claudio Pandolfi.

 http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-184511-2011-12-31.html

Clara Anahí MARIANI, nacida el 12 de agosto de 1976, desaparecida el 24 de noviembre de 1976.

Clara Anahí MARIANI


Nacida el 12 de agosto de 1976
Desaparecida el 24 de noviembre de 1976

Madre: Diana TERUGGI
Padre: Daniel MARIANI

El 24 de noviembre de 1976, fuerzas policiales y del Ejército atacaron la casa de sus padres en la ciudad de La Plata. Allí fue asesinada Diana y secuestrada Clara Anahí, quien continúa desaparecida. El padre de la niña fue asesinado en La Plata, el 1º de agosto de 1977.


http://conadi.jus.gov.ar/gsdl/cgi-bin/library?e=d-000-00---0fotos--00-0-0-0prompt-10---4------0-1l--1-es-50---20-about---00001-001-1-0utfZz-8-0&a=d&c=fotos&cl=CL1.13&d=HASH01e464eeb883b24237a9cf8a

Financiamiento

Esta página y todo el trabajo que aquí (y en todo el conjunto de páginas que administro en nombre de la Fundación Saladino), se realiza se financia por completo con el dinero recibido de parte del Estado Nacional Argentino a fines del año 2011 en concepto de reparación monetaria por el secuestro, desaparición, tortura y asesinato de mi padre, Domingo Fortunato Saladino por parte del Terrorismo de Estado en 1978.

¡¡¡NECESITAMOS DONACIONES URGENTE!!! ¡¡¡AUNQUE SEAN DEPÓSITOS DE A DOS PESOS!!! ¡¡¡YA ESTAMOS TRABAJANDO EN TODO EL MUNDO Y NUESTRA PRESENCIA EN LA RED CONTRIBUYE A QUE INTERNET SEA JUSTA, IGUALITARIA Y QUE RESPONDA A LOS PROPÓSITOS PARA LOS QUE FUE CREADA!!!

Si querés colaborar con la Fundación Domingo Saladino para los Derechos Humanos podés hacerlo a través de la siguiente Caja de Ahorro del Banco Provincia de Buenos Aires: sucursal 4009 Nº de cuenta 502364/5, CBU bloque 1: 0140009-0, CBU bloque 2: 0340095023645-5.

Lacarra 132 bis, Capital Federal - CP 1407, Argentina, teléfonos: 0054 - 11 - 4672 - 51320054 - 11 - 2055 - 4552 (en reparación) / celular (y "What'sApp"): 0054 - 11 - 5957 - 39150054 - 11 - 3426 - 4371.
Correos electrónicos: info@fundacionsaladino.com.ar / tabomia@gmail.com / gustavosaladino@outlook.es / tabomia4@gmail.com / tabomia@yahoo.com.ar



Gustavo Saladino

D.N.I.16.453.320

Hijo de desaparecido y asesinado.
Héroe de la Resistencia Antifascista contra el genocidio cultural del menemismo.
Objetor de conciencia al Servicio Militar Obligatorio hasta su desaparición definitiva lo que me valió verme impedido de ejercer mi derecho cívico al voto entre 1983 y 1995.
Despedido del Estado en 1989 por ser hijo de desaparecido.
Denunciante contra los genocidas ante la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) en 1984.
Co-Denunciante y querellante contra los genocidas de la Fuerza Aérea Argentina y de otras fuerzas de seguridad en la Causa Penal por delitos de lesa humanidad y genocidio Nº 7.273/06 en el área de la Subzona 16, entre muchas otras Causas.
Denunciante en 2011 ante la Justicia Federal argentina del gobierno norteamericano cómplice de los genocidas civiles y militares que desaparecieron y asesinaron a mi padre en 1978.
El primero en el mundo entero, como activista de derechos humanos, en accionar penalmente contra el oligopolio estadounidense destructor de memoria argentina "Google, Inc.", entre otros hechos, por perseguir y espiar ilegalmente ciudadanos dentro de su plataforma "You Tube".
Denunciante de hechos de corrupción de la era "kirchnerista".

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).
Yo no fui (y ellas tampoco vinieron nunca. Ja, ja, ja).

Álgebra simbólica

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/25/Oudjat.svg/220px-Oudjat.svg.png

¿Mentir actuando, nene?
¿Tan sofisticaaado?

No se nada de matemáticas, bah.

Carta de amor

"Me muero de frío, estamos enterrados en el barro, no hay comida ni abrigo, el lugar es un desierto porque estoy sin vos". De una carta de un soldado argentino muerto en la Guerra de Malvinas a su novia en Chaco.

Entradas populares

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches
ACÁ ESTAS COSAS NO PASAN