viernes, 23 de diciembre de 2011

Palomitas II: condenan a Guil y lo mandan a cárcel común

martes 6 de diciembre de 2011


Palomitas II: condenan a Guil
y lo mandan a cárcel común
El juez federal Julio Leonardo Bavio condenó ayer a reclusión perpetua al ex jefe del III Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, y al ex jefe de Inteligencia de la Policía de Salta, Joaquín Guil, por su participación en la Masacre de Palomitas, el fusilamiento de 11 presos políticos cometido el 6 de julio de 1976 por miembros del Ejército y de la Policía provincial.
El magistrado dispuso que Guil debe cumplir esta sentencia como cualquier condenado común: en un establecimiento penitenciario, por lo que ordenó su “inmediata detención”, lo que se practicó al mediodía. El ex hombre fuerte de la Policía salteña fue enviado enseguida a la cárcel federal de Güemes.
Guil y Menéndez fueron condenados como autores mediatos de los homicidios doblemente calificados, por alevosía y por el número de personas que participaron, de los 11 presos políticos que estaban alojados en la cárcel de Villa Las Rosas y fueron asesinados en las cercanías de la localidad de Palomitas.
Además, el juez condenó a veinte años de prisión al ex policía federal y ex integrante del Servicio Penitenciario Provincial Juan Carlos Alzugaray, en su caso como partícipe secundario de los homicidios calificados. Tanto Menéndez como Alzugaray, ambos en delicado estado de salud, seguirán con el beneficio de la prisión domiciliaria.
La novedad fue dada a conocer a las partes al mediodía de la víspera. Como se trata de un procedimiento escrito (se rige por el antiguo código de procedimientos en material criminal), se informó por la simple vía de la notificación.
Por la tarde, familiares de las víctimas, militantes de organizaciones de derechos humanos y abogados querellantes dieron una conferencia de prensa. El hecho más destacado por todos fue la decisión del juez de detener a Guil, algo poco común para la generalidad de los magistrados salteños. “Es un día histórico”, afirmó Nora Leonard, hermana y cuñada respectivamente de Celia Leonard y Benjamín Avila, muertos en Palomitas, una de las que destacó la acción del juez Bavio. También los abogados David Leiva, Tania Kiriaco y Martín Avila pusieron énfasis en esta decisión.
De hecho solo dos jueces se atrevieron antes a ordenar la detención de Guil: la abogada jujeña Gladis Comas y el ex juez federal Abel Cornejo. Guil fue condenado en octubre pasado por el secuestro y desaparición del ex gobernador Miguel Ragone pero el Tribunal Oral en lo Criminal Federal le mantuvo el beneficio de la prisión domiciliaria.
Parece que el ahora convicto por doble partida no se sentía realmente detenido permaneciendo en su casa de Villa San Lorenzo: fuentes extraoficiales comentaban ayer que cuando se le notificó que tenía que ir a la cárcel llamó a su abogado: “Me están deteniendo, me están deteniendo”, lo urgió.
Para tomar esta decisión el juez tuvo en cuenta los pedidos del fiscal Domingo Batule y de los querellantes. El magistrado hizo una interpretación restrictiva de la prisión domiciliaria, recordó que es facultativa del juez. “La injusticia de un proceder de concesión automática importaría –por sobre todo en casos de inusitada gravedad y exhorbitante trascendencia como el que nos ocupa en el que incluso se encuentra en juego la responsabilidad internacional del Estado por su deber de garantía al que se comprometió- a más de una aberración que ofende el sentido mismo de lo que es justo y el interés general en s u afianzamiento, una aplicación irracional de la norma al reconocer que existen derechos absolutos, lo que no es más que una concepción antisocial”, afirmó Bavio.
Esta es la segunda condena que se conoce en la causa Palomitas. La primera se dictó en diciembre de 2010, contra los militares Carlos Alberto Mulhall, Miguel Gentil, y Hugo César Espeche.
La investigación de este hecho prosigue: ya está abierta la causa conocida como Palomitas III, en la que los querellantes han solicitado la indagatoria de tres ex miembros del Servicio Penitenciario Provincial, Napoleón Soberón, Nicolás Oliva y Eduardo Carrizo, y del militar Joaquín Cornejo Alemán. En este proceso está también imputado el ex juez Ricardo Lona.

Las víctimas
Por la tarde, frente a la plaza 9 de Julio, familiares y militantes de organizaciones de derechos humanos, como la Asociación Lucrecia Barquet e Hijos, brindaron un homenaje a los caídos en Palomitas: Celia Leonard, Benjamín Avila; Georgina Droz, Pablo Outes, Roberto Oglietti, María del Carmen Alonso, Alberto Simón Savransky, Rodolfo Pedro Usinger, María Amaru Luque de Usinger, Evangelina Botta y José Povolo.
Por Elena Corvalan





El juez Bavio revocó la prisión domiciliaria del comisario Guil, quien quedó alojado en la cárcel de Güemes

Perpetua para Menéndez y Guil en la causa Palomitas

Por la masacre de once presos políticos, en julio de 1976, también se condenó a 20 años a un exagente de la cárcel local.
lunes 05 de diciembre de 2011 Salta Rubén Arenas, El Tribuno
FALLO: LOS FAMILIARES EXPRESAN SU SATISFACCION TRAS CONOCER LA CONDENA.
FALLO: LOS FAMILIARES EXPRESAN SU SATISFACCION TRAS CONOCER LA CONDENA.
El juez federal de Salta, Julio Bavio, condenó a reclusión perpetua al exjefe del III Cuerpo del Ejército Luciano Benjamín Menéndez y al exdirector de Seguridad de la Policía de la Provincia Joaquín Guil, como “coautores mediatos de la masacre de Palomitas”, en la que once presos políticos fueron acribillados el 6 de julio de 1976 en el paraje homónimo del departamento General Güemes. También dispuso la condena a 20 años de prisión del exjefe de Seguridad del Servicio Penitenciario Provincial Juan Carlos Alzugaray.
Más allá de la drástica sentencia, la nota sobresaliente del fallo fue la revocatoria de la prisión domiciliaria del comisario Guil, quien desde ayer al mediodía quedó alojado en la Cárcel Federal de Güemes.
La resolución de Bavio fue recibida con beneplácito por los familiares de las víctimas de uno de los crímenes más aberrantes y atroces cometidos por la última dictadura militar.
Las condenas de los nombrados en esta causa se suman a las dictadas el año pasado por la Justicia Federal al ex jefe de la Guarnición Ejército Salta Carlos Alberto Mulhall, al ex jefe de la Policial local Miguel Gentil y al ex oficial de Ejército Hugo Espeche.
El magistrado justificó la revocatoria de la prisión domiciliaria de Guil, de 74 años, por considerar que la gravedad de los hechos cometidos “no satisface en modo alguno el legítimo interés de la sociedad en el afianzamiento de la Justicia”.
Sostiene que la finalidad de la pena de prisión perpetua que se le impuso “quedaría vacía de contenido y sin aplicación” por la sola circunstancia de que la persona condenada sea mayor de 70 años. “Este es un día histórico porque no solo se hizo Justicia con la condena a Guil, sino que se dispuso que cumpla esa condena en la cárcel”, expresó Nora Leonard, hermana de Celia Leonard, quien en aquella trágica jornada fue masacrada junto a su esposo, Benjamín Avila.
Durante la conferencia ofrecida ayer en la vereda del hotel Victoria Plaza, la mujer valoró la decisión tomada por el juez Bavio. Para la abogada Tania Kiriaco, “el fallo del juez reivindica la lucha de los familiares y hubiera sido bueno que esta condena llegara cuando Lucrecia Barquet estaba con vida”.
“Es muy fuerte, no lo puedo creer”
Para el querellante Martín Avila, la revocatoria de la prisión del comisario Guil “responde a los estándares internacionales, ya que los autores de crímenes aberrantes, como los de Palomitas, deben cumplir sus condenas en la cárcel”.
Elia Fernández, hija de María del Carmen Alonso, manifestó: “Todavía no lo puedo creer; esto es muy fuerte para todos los que perdimos a una madre, como en el caso mío, en esa masacre”. A su juicio, “este es un fallo histórico y una justa reivindicación para quienes desde hace años venimos clamando por justicia”.
A su turno, el querellante David Leiva rindió un homenaje a las once víctimas de la masacre. “Ellos ofrendaron sus vida en defensa de sus ideales”, destacó. Al mismo tiempo resaltó el fallo del juez Bavio al señalar que “al fin un magistrado decidió romper con el manto de impunidad que por años imperó en la Justicia Federal de Salta”. Al referirse a Guil, el letrado sostuvo que “nos satisface que hoy la hiena esté en la jaula, en la cárcel, como debe ser”.
Fuente: El Tribuno
 http://www.hijossalta.blogspot.com/


Víctimas

Las víctimas fueron la docente Celia Leonard, que militó en la Juventud Universitaria Católica y luego en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), su esposo Benjamín Avila, que fue seminarista, adoptó la Teología de la Liberación y luego militó también en el PRT; Georgina Droz, docente de la Universidad Nacional de Salta, militante de la JP; Pablo Outes, que fuera diputado provincial por la UCR y luego militó en el PRT, igual que Roberto Oglietti y que la arquitecta María del Carmen Alonso, que integró el equipo de gobierno del intendente Gerardo Bavio. También militaban las otras víctimas: Alberto Simón Savransky, Rodolfo Pedro Usinger, su esposa María Amaru Luque de Usinger, Evangelina Botta y José Povolo. “Las víctimas de Palomitas tenían un compromiso con su país y con su época, y ese fue el motivo de su muerte”, aseguró el abogado. Añadió que no fueron elegidas al azar, sino dentro del plan sistemático de eliminación de la oposición y para infundir el terror.
¡¡¡30.000 COMPAÑEROS DETENIDOS DESAPARECIDOS PRESENTE AHORA Y SIEMPRE¡¡¡

Clara Anahí MARIANI, nacida el 12 de agosto de 1976, desaparecida el 24 de noviembre de 1976.

Clara Anahí MARIANI


Nacida el 12 de agosto de 1976
Desaparecida el 24 de noviembre de 1976

Madre: Diana TERUGGI
Padre: Daniel MARIANI

El 24 de noviembre de 1976, fuerzas policiales y del Ejército atacaron la casa de sus padres en la ciudad de La Plata. Allí fue asesinada Diana y secuestrada Clara Anahí, quien continúa desaparecida. El padre de la niña fue asesinado en La Plata, el 1º de agosto de 1977.


http://conadi.jus.gov.ar/gsdl/cgi-bin/library?e=d-000-00---0fotos--00-0-0-0prompt-10---4------0-1l--1-es-50---20-about---00001-001-1-0utfZz-8-0&a=d&c=fotos&cl=CL1.13&d=HASH01e464eeb883b24237a9cf8a

Financiamiento

Esta página y todo el trabajo que aquí (y en todo el conjunto de páginas que administro en nombre de la Fundación Saladino), se realiza se financia por completo con el dinero recibido de parte del Estado Nacional Argentino a fines del año 2011 en concepto de reparación monetaria por el secuestro, desaparición, tortura y asesinato de mi padre, Domingo Fortunato Saladino por parte del Terrorismo de Estado en 1978.

¡¡¡NECESITAMOS DONACIONES URGENTE!!! ¡¡¡AUNQUE SEAN DEPÓSITOS DE A DOS PESOS!!! ¡¡¡YA ESTAMOS TRABAJANDO EN TODO EL MUNDO Y NUESTRA PRESENCIA EN LA RED CONTRIBUYE A QUE INTERNET SEA JUSTA, IGUALITARIA Y QUE RESPONDA A LOS PROPÓSITOS PARA LOS QUE FUE CREADA!!!

Si querés colaborar con la Fundación Domingo Saladino para los Derechos Humanos podés hacerlo a través de la siguiente Caja de Ahorro del Banco Provincia de Buenos Aires: sucursal 4009 Nº de cuenta 502364/5, CBU bloque 1: 0140009-0, CBU bloque 2: 0340095023645-5.

Lacarra 132 bis, Capital Federal - CP 1407, Argentina, teléfonos: 0054 - 11 - 4672 - 51320054 - 11 - 2055 - 4552 (en reparación) / celular (y "What'sApp"): 0054 - 11 - 5957 - 39150054 - 11 - 3426 - 4371.
Correos electrónicos: info@fundacionsaladino.com.ar / tabomia@gmail.com / gustavosaladino@outlook.es / tabomia4@gmail.com / tabomia@yahoo.com.ar



Gustavo Saladino

D.N.I.16.453.320

Hijo de desaparecido y asesinado.
Héroe de la Resistencia Antifascista contra el genocidio cultural del menemismo.
Objetor de conciencia al Servicio Militar Obligatorio hasta su desaparición definitiva lo que me valió verme impedido de ejercer mi derecho cívico al voto entre 1983 y 1995.
Despedido del Estado en 1989 por ser hijo de desaparecido.
Denunciante contra los genocidas ante la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) en 1984.
Co-Denunciante y querellante contra los genocidas de la Fuerza Aérea Argentina y de otras fuerzas de seguridad en la Causa Penal por delitos de lesa humanidad y genocidio Nº 7.273/06 en el área de la Subzona 16, entre muchas otras Causas.
Denunciante en 2011 ante la Justicia Federal argentina del gobierno norteamericano cómplice de los genocidas civiles y militares que desaparecieron y asesinaron a mi padre en 1978.
El primero en el mundo entero, como activista de derechos humanos, en accionar penalmente contra el oligopolio estadounidense destructor de memoria argentina "Google, Inc.", entre otros hechos, por perseguir y espiar ilegalmente ciudadanos dentro de su plataforma "You Tube".
Denunciante de hechos de corrupción de la era "kirchnerista".

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).
Yo no fui (y ellas tampoco vinieron nunca. Ja, ja, ja).

Álgebra simbólica

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/25/Oudjat.svg/220px-Oudjat.svg.png

¿Mentir actuando, nene?
¿Tan sofisticaaado?

No se nada de matemáticas, bah.

Carta de amor

"Me muero de frío, estamos enterrados en el barro, no hay comida ni abrigo, el lugar es un desierto porque estoy sin vos". De una carta de un soldado argentino muerto en la Guerra de Malvinas a su novia en Chaco.

Entradas populares

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches
ACÁ ESTAS COSAS NO PASAN