viernes, 24 de febrero de 2012

EL REINO UNIDO RESPONDIO A LAS ACUSACIONES DE MILITARIZACION QUE LLEVO TIMERMAN A LAS NACIONES UNIDAS - “No comentamos nuestras operaciones”

El canciller Héctor Timerman le entregó su presentación al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.
Imagen: DyN

EL REINO UNIDO RESPONDIO A LAS ACUSACIONES DE MILITARIZACION QUE LLEVO TIMERMAN A LAS NACIONES UNIDAS

“No comentamos nuestras operaciones”

El representante británico en la ONU respondió en una carta al secretario general Ban Ki-moon. Niega la militarización, pero no acepta informar sobre los movimientos del submarino nuclear enviado al Atlántico Sur.


 Por Fernando Cibeira
“El gobierno de la República Argentina ha sugerido que tiene evidencia del despliegue de un submarino clase Vanguard en el Atlántico Sur. Como la República Argentina sabe, es política del Reino Unido nunca hacer comentarios sobre sus operaciones submarinas”, respondió ayer en una carta el representante británico en las Naciones Unidas, Mark Lyall Grant, a los cuestionamientos argentinos que le fueron transmitidos a través del secretario general, Ban Ki-moon. En su respuesta, Lyall Grant no niega el traslado de armas nucleares a las islas Malvinas, sino que se limita a aclarar que el Reino Unido “no usará –o amenazará usar– armas nucleares” contra países que no las posean.
Dos semanas atrás, el canciller argentino Héctor Timerman fue a la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, para hacer una presentación sobre la militarización del Atlántico Sur. Se la entregó en mano a las autoridades de las tres instancias del organismo: la Secretaría General, la Asamblea General y el Consejo de Seguridad. El trabajo incluía detalles sobre el despliegue militar británico en las islas, que abarcaría un submarino nuclear con capacidad para transportar armas nucleares, un moderno Destructor tipo 45 y aviones Typhoon equipados con misiles Taurus. Timerman argumentó que el despliegue excedía largamente las necesidades de seguridad de los 2500 isleños y que el Reino Unido utiliza esa excusa para establecer una poderosa base militar para controlar sus intereses estratégicos en el Atlántico Sur.
Ayer, el representante británico respondió a través de una carta fechada el 22 de febrero a Ban Ki-moon en la que en cinco carillas rechaza esas “afirmaciones infundadas” y una vez más trata de colocar a Argentina como la parte agresora. Por ejemplo, sostiene que el Reino Unido no tiene una red de bases militares en el Atlántico Sur. Que la base en la isla Ascensión, en verdad, fue construida con permiso británico por Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial y que ahora el Reino Unido la utiliza como escala en sus vuelos a Malvinas. En esa isla, en 2003, el diario británico The Guardian denunció un accidente con armas nucleares.
La presentación de Timerman incluyó un mapa con 13 polígonos de tiro en los que las fuerzas militares británicas realizan ensayos con misiles que van contra los parámetros ambientales argentinos y ponen en riesgo la seguridad en la navegación. Lyall Grant reconoció que cada seis meses las fuerzas británicas realizan ejercicios misilísticos y, como toda respuesta, esgrimió que Argentina lo sabía y que recién en 2010 llevó su protesta ante la Organización Marítima Internacional. El diplomático, obviamente, aseguró que esos ejercicios no implicaban ningún riesgo para la navegación y que no era cierto que podían atacar también países vecinos porque eran de corto alcance. En ese punto, Lyall Grant aclara que desde 1982 Gran Bretaña nunca atacó a la Argentina ni a ningún país de la región. “Ni tiene intención de hacerlo”, subrayó, por las dudas.
Pese a que subraya que la postura de su país al respecto no es ambigua, Lyall Grant no es nada claro en lo que respecta a las armas nucleares. Sostiene que no puede informar de los movimientos del submarino que podría transportar esa armas, pero recuerda que el Reino Unido es firmante del Tratado de Tlatelolco, que declaró a América Latina libre de esas armas.
El británico buscó colocar a la Argentina en el rol de país agresor en el conflicto. Puso de relevancia las medidas establecidas para “fomentar la confianza en la relación” bilateral establecidas entre 1990 y 1994, en contraposición a la postura argentina desde que Néstor Kirchner y Cristina Kirchner llegaron a la Casa Rosada. “La política de defensa y fuerzas armadas del Reino Unido no han cambiado, es decepcionante que las posiciones políticas y diplomáticas de Argentina lo hayan hecho”, escribió. Detalló a continuación distintas medidas de penalización que fue tomando Argentina contra empresas y barcos que comercian con las Malvinas, incluyendo la declaración de la última Cumbre del Mercosur que adelantó que los países miembros no recibirían más a buques con bandera del gobierno kelper. La carta no explica que esas penalizaciones usualmente fueron en respuesta a decisiones unilaterales británicas, como cuando habilitó la exploración de hidrocarburos en la cuenca de las islas.
La carta llegó ayer a manos del canciller Timerman, que evaluaba qué respuesta darle.

 http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-188267-2012-02-24.html

Sería interesante también, simultáneamente, encarar alguna acción para, al menos, denunciar la cartelización en idioma inglés que hay y que viene creciendo desde hace tantos años y no solamente ver la oportunidad de salir con eso cuando se están en la oposición precalentando la silla para los diputruchos peronistas.

Yo no se adónde viven los legisladores y funcionarios actuales que no ven lo que está pasando. Viven adentro de un táper.

Siguen sin hacer lo que hay que hacer porque están encaprichados en, bajo la máscara de que "no hago porque yo mando", se esconde "no hago porque si no me tengo que poner a trabajar": sacar la Armada a vigilar el Mar Argentino y que los buques factorías piratas japoneses y coreanos del sur no se lleven lo que son nuestras riquezas ictícolas es ponerse a trabajar.


Son puras excusas.

Nosotros vamos e intentamos dialogar con el gobierno conservador británico, eso es correcto. Pero no está bien parecer ingenuos y no demostrar que nuestro control sobre la soberanía del territorio marítimo argentino está intacto.

Clara Anahí MARIANI, nacida el 12 de agosto de 1976, desaparecida el 24 de noviembre de 1976.

Clara Anahí MARIANI


Nacida el 12 de agosto de 1976
Desaparecida el 24 de noviembre de 1976

Madre: Diana TERUGGI
Padre: Daniel MARIANI

El 24 de noviembre de 1976, fuerzas policiales y del Ejército atacaron la casa de sus padres en la ciudad de La Plata. Allí fue asesinada Diana y secuestrada Clara Anahí, quien continúa desaparecida. El padre de la niña fue asesinado en La Plata, el 1º de agosto de 1977.


http://conadi.jus.gov.ar/gsdl/cgi-bin/library?e=d-000-00---0fotos--00-0-0-0prompt-10---4------0-1l--1-es-50---20-about---00001-001-1-0utfZz-8-0&a=d&c=fotos&cl=CL1.13&d=HASH01e464eeb883b24237a9cf8a

Financiamiento

Esta página y todo el trabajo que aquí (y en todo el conjunto de páginas que administro en nombre de la Fundación Saladino), se realiza se financia por completo con el dinero recibido de parte del Estado Nacional Argentino a fines del año 2011 en concepto de reparación monetaria por el secuestro, desaparición, tortura y asesinato de mi padre, Domingo Fortunato Saladino por parte del Terrorismo de Estado en 1978.

¡¡¡NECESITAMOS DONACIONES URGENTE!!! ¡¡¡AUNQUE SEAN DEPÓSITOS DE A DOS PESOS!!! ¡¡¡YA ESTAMOS TRABAJANDO EN TODO EL MUNDO Y NUESTRA PRESENCIA EN LA RED CONTRIBUYE A QUE INTERNET SEA JUSTA, IGUALITARIA Y QUE RESPONDA A LOS PROPÓSITOS PARA LOS QUE FUE CREADA!!!

Si querés colaborar con la Fundación Domingo Saladino para los Derechos Humanos podés hacerlo a través de la siguiente Caja de Ahorro del Banco Provincia de Buenos Aires: sucursal 4009 Nº de cuenta 502364/5, CBU bloque 1: 0140009-0, CBU bloque 2: 0340095023645-5.

Lacarra 132 bis, Capital Federal - CP 1407, Argentina, teléfonos: 0054 - 11 - 4672 - 51320054 - 11 - 2055 - 4552 (en reparación) / celular (y "What'sApp"): 0054 - 11 - 5957 - 39150054 - 11 - 3426 - 4371.
Correos electrónicos: info@fundacionsaladino.com.ar / tabomia@gmail.com / gustavosaladino@outlook.es / tabomia4@gmail.com / tabomia@yahoo.com.ar



Gustavo Saladino

D.N.I.16.453.320

Hijo de desaparecido y asesinado.
Héroe de la Resistencia Antifascista contra el genocidio cultural del menemismo.
Objetor de conciencia al Servicio Militar Obligatorio hasta su desaparición definitiva lo que me valió verme impedido de ejercer mi derecho cívico al voto entre 1983 y 1995.
Despedido del Estado en 1989 por ser hijo de desaparecido.
Denunciante contra los genocidas ante la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) en 1984.
Co-Denunciante y querellante contra los genocidas de la Fuerza Aérea Argentina y de otras fuerzas de seguridad en la Causa Penal por delitos de lesa humanidad y genocidio Nº 7.273/06 en el área de la Subzona 16, entre muchas otras Causas.
Denunciante en 2011 ante la Justicia Federal argentina del gobierno norteamericano cómplice de los genocidas civiles y militares que desaparecieron y asesinaron a mi padre en 1978.
El primero en el mundo entero, como activista de derechos humanos, en accionar penalmente contra el oligopolio estadounidense destructor de memoria argentina "Google, Inc.", entre otros hechos, por perseguir y espiar ilegalmente ciudadanos dentro de su plataforma "You Tube".
Denunciante de hechos de corrupción de la era "kirchnerista".

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).

Jésica y Cielo (me falta Verónica Fiorito y cartón lleno).
Yo no fui (y ellas tampoco vinieron nunca. Ja, ja, ja).

Álgebra simbólica

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/25/Oudjat.svg/220px-Oudjat.svg.png

¿Mentir actuando, nene?
¿Tan sofisticaaado?

No se nada de matemáticas, bah.

Carta de amor

"Me muero de frío, estamos enterrados en el barro, no hay comida ni abrigo, el lugar es un desierto porque estoy sin vos". De una carta de un soldado argentino muerto en la Guerra de Malvinas a su novia en Chaco.

Entradas populares

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches

Ciberespacio - tiempo libre de filonazis y psicobolches
ACÁ ESTAS COSAS NO PASAN